Secret | Velas

Se habrán fijado: no hay revista de decoración ni reportaje en casa de una celebridad en que no haya una vela estratégicamente colocada en el salón, el baño o el dormitorio. Es, posiblemente, la manera más elegante de sugerir buen gusto.

«El arte del perfume despierta muchas emociones porque el olfato es un sentido íntimamente ligado a nuestra memoria. Cuando encendemos una vela o cuando nos ponemos un perfume nuestras emociones se activan a través de nuestros recuerdos olfativos”, nos cuenta Christophe Chapillon.

El aroma de nuestras velas es fabuloso, pero no invasivo.

Hechas de cera de abeja de excelente calidad, nuestras velas no dejan residuos de cera en las paredes del envase, no sale humo de la mecha de algodón y el aroma todavía se aprecia cuando hemos apagado la vela. 

Consejos…

La primera vez que encendemos una mecha, la quememos durante dos horas para mantener la cera plana y uniforme, y recortar la mecha después de cada uso. De lo contrario, tendríamos una llama demasiado grandes más humo y menos tiempo de combustión.